Actualidad

Defendamos una línea revolucionaria contra los defensores del imperialismo ruso

Ya expusimos de forma clara nuestra posición al respecto de este conflicto, pero con el paso de los meses, la podredumbre ideológica de parte del MCE ha crecido a pasos agigantados, y lo que era una crítica a los EEUU y la OTAN, o cierta ambigüedad, se ha transformado en banderas de la reacción y apoyo incondicional a la oligarquía rusa. Por ello, debemos fortalecer la línea revolucionaria en el MCE.

Absolució per als joves antifeixistes de Pego!

Des del Partit Comunista Maoista volem mostrar tot el nostre suport als joves antifeixistes de Pego que s’enfronten a unes condemnes injustes per fer front al feixisme al seu poble i no tolerar que un grup de nazis intimidara al veïns amb les seues accions.

José Díaz, un ejemplo de dirigente comunista

El 20 de marzo se cumplen 80 años de la muerte de José Díaz Ramos, histórico Secretario General del Partido Comunista de España de 1932 a 1942, una de las épocas más vibrantes de la historia de la humanidad y de la lucha de clases.

8 de marzo: sobre el Día de la Mujer Trabajadora

Desde el Partido Comunista Maoísta, creemos necesario aclarar nuestra posición en torno a varios problemas que se dan en dentro del movimiento comunista al respecto de la lucha antipatriarcal y la movilización de la mujer obrera. Por ello queremos aprovechar el Día Internacional de la Mujer Trabajadora para abordar estas cuestiones. Lo primero que debemos indicar, es que las obreras y las burguesas no comparten los mismos intereses ni nada similar que se quiera vender desde los partidos de la socialdemocracia, desde parte del movimiento feminista, o incluso por parte de empresarias y políticas de todo el mundo que han aprovechado el tirón mediático del feminismo en los últimos años.

El marxismo, Mariátegui y el movimiento femenino

«¿qué tipo de movimiento femenino impulsar y apoyar? Pregunta que tiene vital importancia cuando se sienta; ampara y difunde el feminismo burgués a tambor batiente. La respuesta es una y concreta: un movimiento femenino popular verdadero no puede construirse y desarrollarse sino desde la posición de la clase obrera, desde el marxismo, y como partes del movimiento popular de cuya liberación depende la emancipación de la mujer.»