Comunicado sobre la Cumbre de la OTAN en Madrid

En la actualidad, el imperialismo norteamericano exhibe una gran fuerza, pero en realidad no la tiene. Políticamente es muy débil, porque está divorciado de las grandes masas populares y no agrada a nadie; tampoco agrada al pueblo norteamericano. Aparentemente es muy poderoso, pero en realidad no tiene nada de temible: Es un tigre de papel. Mirado por fuera parece un tigre, pero está hecho de papel y no aguanta un golpe de viento y lluvia. Pienso que Estados Unidos no es más que un tigre de papel.

Mao Tse Tung

Los próximos días 29 y 30 de junio de 2022 tendrá lugar en Madrid una importante cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) para tratar la situación de la guerra de Ucrania y el boicot a Rusia y Bielorrusia, además de la posible entrada en la alianza atlántica de Suecia y Finlandia, y las relaciones con China.

Asistimos a uno de los eventos más destacados del imperialismo en la actualidad en plena guerra con Ucrania, guerra de rapiña y de invasión contra el pueblo ucraniano y que las masas son las que están sufriendo más la acción del imperialismo, especialmente de Rusia, por ser el país agresor, que teme seguir perdiendo territorio y países semicoloniales con los actuaba de la misma forma que lo hacía el socialimperialismo soviético. Pero también sufre las consecuencias de la acción belicista del imperialismo de la OTAN, que pretende consolidar sus posiciones y arrinconar más a Rusia, reafirmando así que se trata de una disputa por la hegemonía imperialista en la región.

La OTAN ha aprovechado la agresión rusa para hacerse valedora de un supuesto gobierno legítimo, con el entrenamiento de soldados y envío de armamento a Ucrania, obviando así el papel que estos tuvieron con el EuroMaidan contra Yanukovich en 2014. Con estas acciones, la OTAN pretende reforzarse y obligar a Rusia a rendirse y someterse.

Estas son las posiciones que la OTAN pretende reforzar en primer lugar en la OTAN, intentando así que la guerra de Ucrania no sea lo que Rusia esperaba, y reforzando más las sanciones económicas y el boicot a Rusia.

Esta Cumbre de la OTAN, en plena guerra de Ucrania, viene a poner de manifiesto que la contradicción principal y definitoria del imperialismo es la contradicción entre naciones oprimidas y el imperialismo, tal y como el Partido Comunista del Perú expuso magistralmente, siguiendo la tesis del Presidente Mao Tse Tung de los “50 a 100 años” en los que el imperialismo y la reacción mundial serán barridos de la faz de la tierra. Por tanto, la revolución ha devenido en la tendencia principal, histórica y política, del mundo actual.

Otro aspecto clave de la Cumbre de la OTAN, como indicábamos al principio, es la adhesión de Suecia y Finlandia, cuestión que salió a la palestra mediática con el inicio de la guerra en Ucrania.

Este planteamiento no debe hacernos pensar que hasta la fecha Suecia y Finlandia fuesen países “neutrales” o “no alineados”, como se han venido definiendo. La posición de entrada en la OTAN pretende servir a los intereses de los Estados Unidos, evitando un ascenso de Alemania en la región. Suecia y Finlandia han formado parte en la estructura de seguridad que la OTAN tiene en el norte de Europa, en lo que se ha denominado la Pax Americana. Por ello, los países nórdicos han desarrollado cooperación militar que ha dado lugar a la NORDEFCO, nacida en 2019, y también suscribieron los acuerdos de nación anfitriona con la OTAN en 2015.

La OTAN tiene que lidiar también con el debate sobre el Ejército de la Unión Europea que líderes como Macron están defendiendo. El presidente francés está pretendiendo impulsar esta cuestión para generar una mayor independencia del imperialismo yanqui dentro de la lógica de los intereses imperialistas de Francia. Con su reciente declaración, en la que afirmó que no se podía contar con Estados Unidos, Macron pretendía avivar esta cuestión. La realidad es que la Unión Europea ha aprobado la creación de una fuerza de 5.000 efectivos para 2025, lo que supondría el inicio de este ejército. Esta cuestión choca frontalmente con los intereses de Estados Unidos (no debemos olvidar que este país financia la OTAN en más del 70%), y es que países como Alemania también defienden la dependencia de la OTAN.

No deja de ser ridículo que la OTAN pretenda venderse como valedora de la paz o de la democracia mientras masacra a pueblos enteros, arma a genocidas y a fascistas, y comete todo tipo de atrocidades contra las masas. La OTAN nació en 1949 como un ejército anticomunista ligado a Estados Unidos para hacer frente a la Unión Soviética dirigida por el camarada Stalin, y como tal hemos de denunciar su carácter. Esa es una tarea de los comunistas.

El último tema a abordar será la relación con China, la otra potencia imperialista a la que OTAN tiene que hacer frente en la actualidad.

La OTAN, a pesar de la guerra en Ucrania, sigue con la política estadounidense de cercar a China. Recientemente se ha notificado que la Agencia de Inteligencia de Corea del Sur se integraba en la OTAN, además, la alianza lleva tiempo desarrollando su política en el Pacífico y la zona de la India, para así cercar todavía más a China.

Y es que, dentro de lo que la OTAN denomina “Concepto Estratégico”, que es el documento que evalúa y define los desafíos de la OTAN, y que será debatido en Madrid, China juega el principal papel como amenaza para la alianza atlántica. Y es que la OTAN califica la situación actual como “creciente competición geoestratégica y una inestabilidad generalizada”. El debate sobre China será un punto crucial en la Cumbre, demostrando así como la contradicción interimperialista se pone sobre la mesa de debate de la OTAN.

No cabe ninguna duda que la sociedad en la que estamos inmersos y hacia la que caminamos está totalmente militarizada. Como ya señaló el Presidente Gonzalo, marchamos a una sociedad militarizada: “vemos cómo la reacción está militarizándose cada vez más, militarizando los viejos Estados, su economía, desarrollando guerras de agresión, traficando con las luchas de los pueblos y apuntando a una guerra mundial, pero siendo la revolución la tendencia principal en el mundo”.

Frente a su agresión y guerra imperialista los comunistas tenemos que contraponer la guerra popular. Actualmente nos encontramos en fase de reconstitución de los Partidos Comunistas, por lo que la denuncia y movilización contra el imperialismo es tarea perentoria y fundamental. No podemos permanecer callados mientras los imperialistas se siguen repartiendo el mundo y llevando a las masas a la desesperación y al hambre con su guerra imperialista.

¡FUERA IMPERIALISTAS DE MADRID!

¡PUEBLOS DEL MUNDO, UNÍOS CONTRA LOS BELICISTAS IMPERIALISTAS Y SUS LACAYOS!

¡ABAJO EL IMPERIALISMO YANQUI, PRINCIPAL ENEMIGO DE LOS PUEBLOS DEL MUNDO!