Crónica de II Congreso del Partido Comunista Maoísta

Los pasados días 3, 4 y 5 de diciembre de 2021 se celebró el IIº Congreso del Partido (marxista-leninista) de los Trabajadores. Este Congreso era muy importante para nuestro Partido y se había venido trabajando desde hacía meses, con un importante trabajo ideológico que permitiese aflorar la lucha de dos líneas y que la militancia se expresase libremente para mostrar sus opiniones, evaluar el trabajo del Comité Central saliente y marcar el futuro de la organización.

El Congreso se inició con la lectura de los saludos de las organizaciones que nos mandaron sus mejores deseos para el buen desarrollo del mismo, cuestión que nuestra organización agradece y que demuestra el importante trabajo de relaciones internacionales que venimos realizando.

Es muy importante dar a conocer que el debate principal, y que era el eje de este IIº Congreso, era la adopción del marxismo-leninismo-maoísmo como ideología de nuestro Partido. El debate fue sano y todos los asistentes pudieron expresar su posición, siendo unánime a favor de esta. Así, nuestro Partido tiene claro que el maoísmo es la tercera, nueva, y superior etapa de la ideología universal del proletariado.

Al asumir el marxismo-leninismo-maoísmo se hizo fundamental hacer un estudio y un balance del Movimiento Comunista Internacional y de las organizaciones que se han reivindicado como maoístas. Nos hemos formado estudiando al TKP/ML, al PCI (Maoísta), al Partido Comunista de Filipinas… y, especialmente, al Partido Comunista del Perú. Fue el PCP quien inició la primera guerra popular tras la muerte del Presidente Mao Tse Tung, y fue el Presidente Gonzalo quien sintetizó el maoísmo como tercera, nueva y superior etapa.  Nuestro Partido, junto con el maoísmo, ha asumido los aportes de validez universal del Presidente Gonzalo, considerando que forman parte indispensable de la ideología proletaria.

Teniendo en cuenta las cuestiones comentadas, la toma del poder era otro debate trascendental y que no podíamos dejar de lado. Nuestro Partido asumió desde sus inicios que el Estado español era un estado imperialista, por ello no tiene sentido apostar por etapismo o posiciones intermedias. Nuestra posición es la de la revolución proletaria. Tras estudiar durante todo el proceso congresual las posiciones de todos los partidos y teóricos marxistas, hemos decidido asumir la Guerra Popular Prolongada como método universal para la toma del poder. Somos plenamente conscientes de que esto no es más que una declaración de intenciones, por ello tenemos que estudiar y aprender sobre su materialización y desarrollo en países imperialistas.

Fue también muy importante el debate respecto a la cuestión nacional en el Estado español. Este es un tema candente en el comunismo español y en el que muchos partidos, autodenominados comunistas, caen en el socialchovinismo y posiciones abiertamente reaccionarias. Nuestra organización ha analizado que en el Estado español existen cuatro naciones, la española, la catalana, la vasca y la gallega. Esto nos lleva de forma consecuente a defender el derecho de autodeterminación de las naciones.

La línea de masas ha tenido un papel especialmente relevante en el Congreso. Hemos estudiado las posiciones del Presidente Mao sobre el papel de las masas y como estas son las que realizan la historia, además de ser donde se prueban la justeza de nuestras posiciones. Tenemos que aprender constantemente de las masas y estar siempre en contacto con las mismas. Tenemos que tener en cuenta el papel de los elementos avanzados de la clase en este momento, que son los que entienden la necesidad de la revolución y que se organizan para ello. En relación a esto, hemos asumido la construcción concéntrica de los tres instrumentos de la revolución, entendiendo el papel y la forma que asume el Partido Comunista en esta construcción, es decir, el Partido Comunista militarizado.

Respecto a la línea de masas, hemos apostado por reforzar el trabajo feminista, apostando por el feminismo proletario revolucionario como forma en la que debemos trabajar la opresión que sufre la mujer trabajadora bajo el capitalismo, dándole un marcado carácter de clase y una apuesta revolucionaria. También hemos debatido sobre el patriarcado y la forma que adquiere en la actualidad, así como la opresión del colectivo LGTB.

Por último, hemos debatido respecto a nuestro nombre. Al asumir el marxismo-leninismo-maoísmo carecía de sentido seguir denominándonos como Partido (marxista-leninista) de los Trabajadores. No tenemos el recorrido previo de organizaciones como el TKP/ML, que tienen una gran historia y por ello mantienen su nombre histórico. Nuestra organización tenía ese nombre desde hace un par de años. Por ello hemos resuelto llamarnos como Partido Comunista Maoísta, que nos parece que deja clara nuestra línea y sigue el llamamiento de la Internacional Comunista de denominarse los Partidos como Partidos Comunistas.

Después de este Congreso nuestra organización ha dado un importante cambio y ha asumido importantes retos y posiciones que nos deben hacer avanzar hacia la revolución proletaria. No somos un Partido Comunista más, somos una organización marxista-leninista-maoísta que tiene claro que no es el Partido Comunista de vanguardia. Teniendo clara esta cuestión, nuestro Partido lucha por la reconstitución del Partido Comunista en el Estado español.

Hemos decidido adoptar la reconstitución y abandonar el término reconstrucción porque este último se tiende a confundir con la cuestión puramente organizativa. La reconstitución es la fusión de la tesis marxista-leninista del Partido de Nuevo Tipo con las aportaciones del Presidente Mao Tse Tung de la vanguardia y las masas. Actualmente existe dentro del campo revisionista una concepción que intenta equiparar al Partido Comunista a una organización de vanguardia, la cual, posteriormente, se dirige al movimiento de masas para intentar dirigirlo; la reconstitución se da conquistando a los sectores más avanzados de las masas mediante la creación de organismos generados, desarrollando el Frente Único. Estos sectores avanzados son los que actúan de intermediarios entre el Partido y las amplias masas de obreros para así conformar un movimiento político revolucionario que fusione el socialismo científico con el movimiento de masas. De este modo es como se construye el movimiento revolucionario, a través de la línea de masas, tal y como nos mostró el PCP y los Partidos marxistas-leninistas-maoístas reconstituidos.

Tenemos muchos retos por delante, pero los afrontamos con valentía y teniendo claro, como dijeron Karl Marx y Friedrich Engels en el Manifiesto del Partido Comunista:

“Los comunistas no tienen por qué guardar encubiertas sus ideas e intenciones.  Abiertamente declaran que sus objetivos sólo pueden alcanzarse derrocando por la violencia todo el orden social existente. Tiemblen, si quieren, las clases gobernantes, ante la perspectiva de una revolución comunista.  Los proletarios, con ella, no tienen nada que perder, como no sea sus cadenas.  Tienen, en cambio, un mundo entero que ganar.

¡Proletarios de todos los Países, uníos!”

Por ello hacemos pública esta crónica de nuestro Congreso, para que la clase obrera y las masas puedan conocer sobre que hemos debatido y cuáles son nuestras posiciones más relevantes.