¡Gloria eterna al Presidente Gonzalo!

Comunicado internacional de distintas organizaciones y partidos comunistas

Como materialista creo que la vida termina algún día, lo que prima en mí es ser optimista, con la convicción de que la labor a la cual sirvo otros la han de proseguir la llevarán hasta el cumplimiento de nuestras tareas definitivas, el comunismo. Porque el temor que podría tener sería el que no se prosiguiera, pero ese temor se disuelve cuando uno confía en las masas. El peor temor, al fin y al cabo, es no confiar en las masas, es creerse indispensable, centro del mundo, creo que eso es, y si uno es formado por el Partido con la ideología del proletariado, con el maoísmo principalmente, comprende que las masas hacen la historia, que el Partido hace la revolución, que la marcha de la historia está definida, que la revolución es la tendencia principal, se le esfuma el temor y solamente le queda la satisfacción de ser argamasa y, junto a otras argamasas, servir a poner cimientos para que algún día brille el comunismo e ilumine toda la Tierra.” – Presidente Gonzalo

El 11 de septiembre se consumó el vil asesinato del Presidente Gonzalo. Los heraldos negros de la reacción declaman la muerte del hombre y que ya ha desparecido. Pero no es así, el Presidente Gonzalo vive en los comunistas y revolucionarios del Perú, en las más profundas entrañas del proletariado y pueblo peruano; vive en nosotros, los comunistas y revolucionarios del mundo, en la corazón y mente del proletariado internacional y los pueblos del mundo. El Presidente Gonzalo no ha muerto porque es más que un hombre, es un camino, un pensamiento, un luminoso sendero cual siguen millones con fe inquebrantable izando al tope las banderas rojas del comunismo con la hoz y el martillo, legiones de hierro de obreros y campesinos se forjan bajo dirección de los Partidos Comunistas para asaltar el cielo. Como el mismo Presidente Gonzalo dijo en el momento que devino en prisionero de guerra: llegaron tarde, su pensamiento se queda en los demás. El Presidente Gonzalo no puede ser desparecido.

El Presidente Gonzalo era optimista orgánico, tenía una confianza sin límites en los comunistas y las masas, y nos forjó en serlo. Así, en este momento cuando los marxistas-leninistas-maoístas ya no tenemos en carne y hueso entre nosotros al más grande de todos nosotros y sentimos el más profundo dolor, no permitiremos que las lagrimas nos nublen la mirada sino que nuestra pasión ardiente se materializa en poder transformador, nos llena de energía y aferra aún más nuestra decisión de jamás dejar las armas hasta el comunismo y de barrer a sangre y fuego con guerra popular toda opresión y explotación de la faz de la Tierra. Que sepan los cobardes asesinos que el crimen espantoso no quedara impune, el pueblo hará justicia como solo el pueblo sabe hacerlo y la justicia revolucionaria puede tardar pero llegará.

Todos sabemos quienes son los asesinos, son los verdugos del pueblo, son los imperialistas, los reaccionarios y los revisionistas. Tienen nombres: Biden, Castillo y Miriam. Es el imperialismo yanqui que ha dirigido la guerra contrarrevolucionaria en el Perú, ha sido su nefasta CIA quien ha dirigido la guerra psicológica, como parte clave de su llamada “guerra de baja intensidad”, contra el Presidente Gonzalo, el Partido Comunista del Perú (PCP) y la guerra popular, y lo continua haciendo; ha sido la CIA que, usando sus agentes como Montesinos y Merino, quienes han fabricado las patrañas contra el Presidente Gonzalo y son ellos quines han dirigido directamente el asesinato; esto es responsabilidad directa del quien es el más alto representante del imperialismo yanqui, el guerrerista genocida Biden. Las Fuerzas Armadas genocidas del viejo Estado peruano, que fueron quienes con sus garras sangrientas directamente ejecutaron el asesinato, como parte del genocidio contra el PCP y el pueblo peruano; pero, su demencial odio de hienas solo podía tener libre paso bajo la cobertura política del gobierno del rondero Castillo y su banda criminal de oportunistas, de vendeobreros y fascistas de todo laya; solo bajo la cobertura de un gobierno de “izquierda” las Fuerzas Armadas se atrevieron a culminar el crimen que no se atrevieron bajo todos los gobiernos anteriores. Ha sido la rata Miriam, que funge de cabeza de la linea oportunista de derecha, revisionista y capitualcionista, quien desde el primer momento, ha prestado su “prestigio” para dar “credibilidad” a la patraña del “acuerdo de paz”; ha sido ella, quien con su “llamada telefónica”, con los video-montajes , los “poemas” y los mamotretos, quien ha posibilitado el daño que han causado los operativos de la reacción al PCP y la guerra popular; esa rata quedara ante la historia como la más siniestra archi-traidora; quien siguiendo el ejemplo de Lin Piao, iconizó al Presidente Gonzalo con el fin de tumbarlo y matarlo, la más inmunda revisionista quien en vano intentó liquidar el Partido y la guerra popular y terminó con sus manos manchadas con la sangre sagrada del Presidente Gonzalo.

El Presidente Gonzalo derrotó todos los planes de la contrarrevolución. En ningún momento, cuando pudimos escuchar su voz, planteó otra cosa más que su posición de siempre: la guerra popular vencerá inevitablemente y que su detención solamente fue un recodo en el camino largo de la revolución peruana hasta la conquista del Poder en todo el país. Transformó el campo de concentración de la Base Naval del Callao en la más alta Luminosa Trinchera de Combate de la Guerra Popular y, hasta su último momento, combatió incesantemente por el triunfo de la guerra popular como parte y en servicio de la revolución proletaria mundial, estando en aislamiento absoluto jamás traicionó su condición poniéndose de rodillas. Por eso, nunca ha habido ni habrá ninguna prueba o fundamento para las absurdas imputaciones en su contra; el “acuerdo de paz” quedó en cenizas que se las llevó el viento, el “repliegue de la revolución mundial” y “la cuarta etapa del Partido y de la sociedad peruana” así como todo el resto de las barbaridades revisionistas, jamás salieron de la mente o boca del Presidente Gonzalo.

Lo que queda para la eternidad es su obra teórica y práctica al servicio de la lucha por la verdadera emancipación de la humanidad, por la lucha por el comunismo. Sí bien es cierto, que recién con el tiempo seremos capaces de valorar la plena importancia de la vida y obra del Presidente Gonzalo, porque así sucede siempre en el caso de figuras históricas de su talla, solo un breve recuentro de hechos nos permite constatar su papel gigantesco.

Con un puñado de comunistas el Presidente Gonzalo inicio la reconstitución del PCP, limpió el Partido del revisionismo y en dura brega durante casi veinte años lo armó como máquina de guerra, poniéndolo en condiciones de iniciar la guerra popular el 17 de Mayo 1980, culminando la reconstitución. La guerra popular estremeció el Perú, América Latina y el mundo; el Presidente Gonzalo formó las fuerzas armadas revolucionarias del pueblo peruano (hoy Ejercito Popular de Liberación) y dirigió la construcción del Nuevo Poder (Comités Populares y Bases de Apoyo Revolucionarias). Así, dotó el Partido, a la clase, con el instrumento principal de la revolución al pueblo y dio a las masas más amplias y profundas, principalmente del campesinado pobre, la posibilidad de ejercer su Poder, vivir su verdadera democracia y gozar por primera vez los frutos de su sudor y su sangre.

Muy particularmente, resaltamos que el Presidente Gonzalo dirigió personalmente el Primer Congreso marxista del PCP, cumpliendo la tarea dejada pendiente por Mariátegui, donde se estableció la Base de Unidad Partidaria del PCP, que contiene tres elementos: la ideología, el marxismo-leninismo-maoísmo, pensamiento gonzalo, el Programa y la Linea Política General con su centro la Linea Militar, donde en la forma más elevada está expresado el pensamiento gonzalo. Esa Base de Unidad Partidaria es la cual hoy, más que nunca, une a los comunistas del Perú; quien no se sujeta cabal y completamente a aquella no es militante del PCP. No ha habido y no habrá un evento partidario del PCP que niegue al Primer Congreso, por el contrario todos los eventos principales posteriores como los tres Plenos del Comité Central del PCP, han sido guiados y sujetos al Primer Congreso. Es tarea de los comunistas peruanos solucionar todos los problemas pendientes de la revolución en el país sujetándose a la Base de Unidad Partidaria y aplicarla a las nuevas condiciones.

Desde la muerte del Presidente Mao y el golpe revisionista en China de 1976, el Presidente Gonzalo ha sido el principal protagonista de la linea roja dentro el Movimiento Comunista Internacional. Comprobando con la guerra popular en el Perú la validez universal del maoísmo, lo definió como la tercera, nueva y superior etapa de la ideología del proletariado internacional y fue él quien planteo por primera vez la gran verdad, que ser marxista hoy significa ser marxista-leninista-maoista. Aplicando en forma creadora la verdad universal del maoísmo ha dotado al proletariado internacional con importantes aportes en el desarrollo de su teoría y practica, cuya importancia nadie puede negar – basta ver, como con su profunda compresión del proceso del capitalismo burocrático nos ha armado decisivamente para desmontar toda las maquinaciones revisionistas que pretenden negar la revolución democrática en los países oprimidos, negando la semi-feudalidad para plantear una “revolución socialista” con “acumulación de fuerzas” por vías legales, para entender la plena actualidad de sus aportes, para solo nombrar un ejemplo.

Hoy, cuando bregamos por la celebración de la Conferencia Internacional Maoísta Unificada para dar un salto decisivo en la lucha por la reunificación de los comunistas en el mundo y concretar una Nueva Organización Internacional del Proletariado, seguimos el ejemplo del Presidente Gonzalo quien siempre luchó por la unidad de los comunistas y nos enseño, que en ese proceso complejo debemos partir de los principios y acuerdos comunes, basados en ellos, para en medio de la lucha de clases y la lucha de dos lineas alcanzar niveles superiores de unidad.

No quepa duda, que la figura del Presidente Gonzalo es la de un gigante del proletariado internacional, su obra es inmortal y vivará por siempre.

Hoy los comunistas del mundo cerramos filas en torno al PCP y rendimos homenaje al Presidente Gonzalo prestando todos nuestros esfuerzos para apoyar la Reorganización General del Partido Comunista del Perú para que se de un gran impulso al desarrollo de la guerra popular. Sabemos que nuestros camaradas, como continuadores de la revolución forja de Gonzalo, están luchando tenazmente para cumplir esa tarea en medio de la guerra popular y estamos plenamente convenidos que mientras más se sujeten a lo establecido por el Presidente Gonzalo, más rápidamente van a resolver los problemas pendientes. Es nuestra bandera roja que ondea en Perú y la defendemos como tal.

Izamos nuestras banderas al tope. Nos ponemos en atención alzando nuestros puños cerrados. Al son de la Internacional juramos seguir el ejemplo del Presidente Gonzalo, aprender de él y que vivará por siempre en nosotros.

¡VIVA EL PRESIDENTE GONZALO!

¡VIVA EL PARTIDO COMUNISTA DEL PERÚ!

¡LA GUERRA POPULAR EN EL PERÚ VENCERÁ INEVITABLEMENTE!

¡MUERTE AL REVISIONISMO!

¡UNIRSE BAJO EL MAOÍSMO!

¡HONOR Y GLORIA ETERNA AL PRESIDENTE GONZALO!

24 de Septiembre 2021

Firmas:

Partido Comunista del Perú

Partido Comunista de Brasil (Fracción Roja)

Partido Comunista de Colombia (Fracción Roja)

Fracción Roja del partido Comunista de Chile

Comité Bandera Roja – RFA

Partido Comunista del Ecuador – Sol Rojo

Comités para la fundación del Partido Comunista (maoísta) en Austria

Comité para la Reconstitución del Partido Comunista de los Estados Unidos

Comité de Construcción del Partido Comunista maoísta de Galicia

Comité Maoísta Finlandia

Republicanos Socialistas Irlandeses

Poder Proletario – Organización Partidaria MLM Colombia

Partido (marxista-leninista) de los Trabajadores – Estado español

También puede leer el artículo en: https://ci-ic.org/es/2021/09/27/gloria-eterna-al-presidente-gonzalo-2/