alquiler

La ley de Vivienda y otras medidas

El martes 18 de enero, el Consejo de ministros aprobó una serie de medidas en materia de vivienda. En primer lugar, debemos destacar la Ley de Vivienda, que por el momento queda fuera de este paquete de medidas tras el informe negativo por parte del Consejo General del Poder Judicial. Vemos cómo los poderes del Estado actúan de forma unitaria para garantizar el cumplimiento de su principal función: velar por los intereses de la oligarquía financiera y perpetuar el gobierno de la propiedad privada. De esta forma, ponen palos a las ruedas para seguramente acabar vaciando aun más de contenido una propuesta de ley, que ya de por sí, como analizamos en anteriores comunicados, ni supone una mejora notable para el acceso a la vivienda, ni supone un ataque a la propiedad privada ni interviene económicamente el mercado como denuncian los liberales.

La subida del alquiler en València

En la ciudad de València el precio de los alquileres sigue subiendo. En concreto, en el último año, la capital valenciana ha experimentado una subida interanual del 10,6% en los precios, con el metro cuadrado a 9,2 euros. La subida del SMI es irrisoria en comparación a lo que tenemos que pagar hoy en día por vivir. De esta manera nos venden el progresismo del gobierno con una limosna mientras los beneficios totales de la burguesía se potencian. 

El humo de la Ley de Vivienda

El Presidente del Gobierno anunció el pasado martes 5 de octubre que habían alcanzado un acuerdo en el seno del gobierno de coalición para presentar “la primera ley estatal de vivienda en la historia de la democracia española”. Todos los medios de comunicación y multitud de políticos de trayectoria estatal, autonómica o incluso local reaccionaron tras la rueda de prensa. Mientras que el PSOE, Unidas Podemos y otras organizaciones progresistas aplaudían la noticia, todo el espectro liberal y de derecha se oponía frontalmenteEl Presidente del Gobierno anunció el pasado martes 5 de octubre que habían alcanzado un acuerdo en el seno del gobierno de coalición para presentar “la primera ley estatal de vivienda en la historia de la democracia española”. Todos los medios de comunicación y multitud de políticos de trayectoria estatal, autonómica o incluso local reaccionaron tras la rueda de prensa. Mientras que el PSOE, Unidas Podemos y otras organizaciones progresistas aplaudían la noticia, todo el espectro liberal y de derecha se oponía frontalmente.

Plan de alquiler para la «clase media»

Este lunes se ha dado a conocer el llamado plan de alquiler para ‘’la clase media trabajadora’’ en Madrid. Pese a que el plan se venda como un balón de oxígeno para muchas familias de clase trabajadora, evidencia varias problemáticas. Por un lado, la incapacidad de que en el capitalismo se pueda garantizar un trabajo y sustento para la clase trabajadora, siendo necesaria la intervención del Estado; y por otro lado, la propia dificultad para que este bono social no se traduzca en una subida de los precios, ya que como bien sabemos la llamada mano invisible funciona a favor del capital.