educación

La España vaciada: el medio rural y la ineficiencia del capitalismo

La popularización del término “España vaciada” comienza desde hace algunos años a tomar relevancia en el entorno no sólo mediático, sino también institucional y electoral.
La problemática de la despoblación en el medio rural es desde hace tiempo acuciante, y se agudiza de forma cada vez más severa, mostrando cómo el modelo productivo desplaza a la irrelevancia la vida fuera de los núcleos urbanos. Más de la mitad de los municipios del Estado Español se encuentran amenazados por la despoblación -4.983 de 8.124- teniendo menos de 1.000 habitantes empadronados y sucumbiendo al envejecimiento poblacional.

Ley de universidades: ¡Fuego a la educación capitalista!

El 31 de agosto, fue aprobado en el consejo de ministros el ante proyecto de ley para la reforma de la ley universitaria 6/2001. Desde los medios de comunicación tan solo hemos escuchado la reducción de las sanciones para aquellos que copian en exámenes o el aumento de las sanciones por plagio, pero no hemos escuchado nada más sobre el tema. Lo cierto es que esta ley plantea grandes modificaciones en relaciones a la financiación de la universidad pública, condiciones de trabajo, democracia interna, aumento de la inversión en la investigación, represión a la actividad política…

Inicio de curso académico 2021-2022: fuego a la educación capitalista

Nos encontramos a las puertas de un nuevo curso académico. Los estudiantes de clase trabajadora llevamos años siendo testigos de cómo se precariza nuestra educación. A las instituciones burguesas, solo les importa crear el marco educativo idílico para las demandas de la burguesía española. Los comunistas somos conscientes de que la organización y la lucha revolucionaria son la única vía posible para construir una alternativa educativa que sirva de forma real a los intereses de nuestra clase.

Ni aulas inseguras, ni brecha digital

Desde el comienzo de la pandemia se ha realizado una gestión nefasta por parte de las universidades. Los estudiantes hemos sufrido problemas tales como la semipresencialidad como método docente, así como la carencia de espacios de estudio y aulas que garantizasen nuestra seguridad. Muchos de los inconvenientes con los que nos hemos encontrado no nacen con la pandemia, sino que forman parte de un proceso de infrafinanciación que llevamos padeciendo de manera sistemática desde hace tiempo. Hablamos de un sistema educativo público incapaz de amoldarse a los cambios que exige la situación de excepción sanitaria en la que nos encontramos. Esta es una realidad que se ha hecho latente durante el periodo de examinación presencial en las universidades públicas de todo el Estado español.

¡Apoyo a la huelga de los estudiantes en el País Valencià!

La crisis del coronavirus ha afectado a todos los niveles de la sociedad, siendo, como siempre, la clase trabajadora la principal afectada, y esta crisis evidentemente tiene sus consecuencias en el sistema educativo.
Desde el inicio de la pandemia, hemos podido ver una nefasta gestión y nula voluntad de inversión, tanto por parte de las instituciones como de las universidades, que, ante una situación excepcional, no han sido capaces de dotar a la educación de los medios para impartir una docencia de calidad a los estudiantes de clase trabajadora.

Lucha de clases en la vuelta a las aulas

Iniciado el nuevo curso, con la pandemia producida por el Coronavirus todavía presente, muchos estudiantes universitarios no han sabido hasta el último minuto cómo se realizarían sus clases este año, si presencial, online o mixto. Para los estudiantes de clase obrera y sus familias, esto puede marcar la diferencia en cuestiones como la planificación o saber si será necesario el traslado a casas de alquiler.

Niños en clase con mascarilla

Lucha de clases en la vuelta al cole

A lo largo de esta semana estamos presenciando una vuelta a las aulas especialmente peligrosa para los estudiantes de clase trabajadora. Consecuencia de la crisis sanitaria, que ha agudizado la desmantelación y ataque a la educación pública que hemos sufrido los estudiantes de clase obrera y que ha hecho que las desigualdades que ya existían dentro del sistema educativo se agraven. Durante el confinamiento, la enseñanza telemática incrementó la brecha educativa entre clases.