unidas podemos

La reforma laboral y el peligro de las falsas ilusiones de la socialdemocracia

El pasado jueves 23 de diciembre, los integrantes de la tripartita Mesa de Diálogo Social -Gobierno, patronal y sindicatos- acordaron una nueva reforma laboral tras meses de negociaciones (…) Los comunistas debemos denunciar no solo la exageración y la mentira que la socialdemocracia hace de esta reforma, sino las graves consecuencias que tiene difundir sus falsas ilusiones en el movimiento obrero.

Continúa la infamia de Unidas Podemos: puñalada a colectivos vecinales y sociales

El pasado 14 de diciembre, la coalición socialdemócrata de Unidas Podemos consumó, una vez más, un acto antiobrero que se suma a la larga lista de mentiras, exageraciones y traiciones que viene ejerciendo contra la clase obrera. Los socialdemócratas retiraron su firma de la propuesta de ley de vivienda redactada por la PAH, el Sindicato de Inquilinas y otros colectivos sociales del movimiento por la vivienda y obrero en general.

¡Contra su humo, nuestro fuego!

Desde el Partido (marxista-leninista) de los Trabajadores lanzamos hoy una campaña con el fin de desenmascarar y combatir los engaños y el verdadero carácter de la socialdemocracia. No cabe la pasividad ante los continuos ataques contra nuestra clase por parte de quienes lo único que le ofrecen frente a la miseria del capital es humo; humo y migajas.

Sobre el falso conflicto entre el Gobierno y el monopolio de las eléctricas

El pasado 14 de septiembre el Gobierno anunció que aprobará un plan de choque para rebajar el precio de la electricidad. Así lo ha aprobado el Consejo de Ministros por Real Decreto-Ley, una norma que “combina medidas generales que benefician a todos los consumidores vulnerables, las familias, las pymes y el tejido industrial” y con el objetivo de rebajar hasta un 22% la factura de la luz de aquí a final de año. La patronal del sector nuclear ha mostrado activamente su desacuerdo y amenaza con cesar la actividad de las siete plantas nucleares que hay en el Estado español, poniendo en riesgo entre el 22 y 23% de la producción eléctrica.